Real Time Web Analytics Poemas | UnAngel | Blog de Poesía

Mas que Palabras

¿Cómo explicarte
que las palabras
para vestirte
aún no han nacido
ni nacerán?

¿Cómo decirte
que sólo el alba
de tu mirada
da vida al día
en mi corazón?

¿Cómo extender
sobre un papel
la suave seda
que ata con fuerza
mi vida a ti?

Que sean mis ojos
los que te vistan
de miradas plenas
y devoción.

Que sean mis dedos
quienes enciendan
en tu piel el alba
de tu mirar.

Que hilen mis labios
sobre los tuyos
hilos de plata
en tu corazón.

Tormenta

Estrellan
tus labios
sus besos
contra mi piel,
y la tormenta
de mis sentidos
arrasa mundos
que se evaporan
bajo mis pies.

Verte

Mis dedos…
extienden su mirada en tu piel,
vibrando al trazar cada curva,
recorriendo tu mundo al mirarte,
dibujando tu vida en mi alma,
con delicados trazos de amor.

Se acerca el Invierno

Lo siento, lo tiemblo,
se acerca el invierno,
con sus garras de hielo
arrasando mi piel.

Deslizo
mi corazón
bajo tus sueños,

por sentir,

el calor
de tu mirada
en mi interior,

el sabor
de tu sonrisa
radiante,

los besos tiernos
que sólo tu
puedes darme.

Quisiera
envolver mi piel
con tus caricias,

por sentir,

la luz
de entre tus dedos
brotando en mi,

en el mar
de tus ojos
bañarme,

y en la orilla
de tu vida
Encontrarte.

Lo siento, lo tiemblo,
se acerca el invierno,
y tu piel es el refugio
al que debo ir.

Deslizo
mis labios dulces
entre tus besos,

por sentir,

que ni el viento
ni el largo invierno
me robarán,

lo que tus ojos
tejen en mi alma
con tus sonrisas,

ni el manto cálido
de luz azul
de tu mirar.

Entre los pliegues
del tiempo guardo
el que me regalas,

por sentir,

que nace el Sol
en cada latido
de tu mirar,

que las tormentas
me son ajenas
yendo a tu lado,

que de tu mano
el invierno es solo
un día gris.

Mar

Sonrío,
y mi corazón se eleva
envuelto en tu suave brisa.

Sonrío,
y mi mirada se llena
de zafiros de tu piel.

Sonrío,
y mecido por tus olas
danzan tu alma y la mía.

Sonrío,
y en mis labios con tu espuma
dejas besos de cristal.

Sonrío,
y a la luz de las estrellas
vistes de diamantes mi piel.

Sonrío, Mar, junto a tu vera,
y en los rizos de tus olas
juegan mis sueños a amar.

Descalzo

Por los cristales tiernos
de tu amor roto
anda descalzo
mi corazón.